Las bujías son pequeños dispositivos eléctricos utilizados en algunos motores de combustión interna y prevalecen en la función del motor de tu coche. Cuentan con un electrodo aislado en el centro, cable aislado y una bobina de encendido o circuito de magneto con un terminal a tierra. Todos estos componentes trabajan juntos para formar una chispa.

Para encender la mezcla de aire/combustible, la energía eléctrica se transmite a través de la bujía, saltando el espacio en el extremo de encendido de las bujías si el voltaje suministrado es lo suficientemente alto. Esta chispa eléctrica enciende la mezcla de gasolina/aire en la cámara de combustión.

La bujía funciona como un intercambiador de calor al extraer energía térmica no deseada de la cámara de combustión y transferir calor al sistema de enfriamiento del motor. El rango de calor de una bujía se define como su capacidad de disipar el calor.

Al ser la bujía una de las piezas que influyen considerablemente en el funcionamiento del motor de los coches, siempre debes reemplazarlas cuando sea necesario. Procura siempre comprar en sitios donde solo te ofrezcan productos de calidad, para que así el motor de tu coche pueda rendir al máximo y no tengas ningún tipo de inconveniente al momento de conducir.

¿Cuál es la función de las bujías?

La función fundamental de una bujía es ayudar en el proceso de combustión del motor. Básicamente, la bujía encaja en la culata del motor del coche y está conectada a la bobina de encendido. La bobina de encendido genera el alto voltaje necesario para crear la chispa de la bujía.

Bujias

Cuando se produce la chispa, el combustible se enciende, permitiendo que el motor funcione. Sin embargo, si la bujía está dañada, entonces no hay chispa para encender el combustible y el motor del coche no funcionará. Por lo tanto, aunque es pequeña y frágil, la bujía es uno de los elementos más críticos de todos los coches.

¿Por qué comprar bujías de calidad?

La razón por la que se recomienda enormemente comprar bujías de calidad radica en las funciones tan elementales que desempeñan para el funcionamiento adecuado de tu coche en general. Principalmente, las bujías de calidad ayudan a mantener el motor en su máximo rendimiento y niveles de eficiencia. Por otra parte, las fallas de encendido causadas por bujías de mala calidad o gastadas harán que los vehículos más viejos se detengan, aceleren bruscamente o lentamente.

De igual modo, las bujías pueden mejorar significativamente el arranque en frío. En cambio las bujías de mala calidad por lo general requieren un voltaje más alto para obtener una chispa lo suficientemente fuerte como para arrancar un vehículo en estas temperaturas. Mantener tu coche abastecido con un buen conjunto de bujías significa menores requisitos de voltaje en su sistema de encendido, lo que disminuye las posibilidades de un fallo de encendido y deja más amperios para el motor de arranque y los inyectores.

Adicionalmente, las bujías buenas minimizarán el riesgo de falla del convertidor catalítico. Solo un fallo de encendido puede arrojar suficiente combustible en el escape de tu coche para sobrecalentarse y dañar el convertidor. La carga resultante de gasolina no quemada en el escape elevará la temperatura de funcionamiento del convertidor y puede causar una fusión del sustrato del convertidor, que a su vez formará una restricción o bloqueo total del escape, literalmente asfixiando al motor.

Tu coche puede funcionar, pero le faltará energía y consumirá la economía de combustible. Además, es seguro que un nuevo convertidor catalítico es mucho más costoso que un nuevo conjunto de bujías, por lo que mantener en buen estado las bujías en buen estado es esencial.