En los motores de combustión, el aceite del motor cumple una serie de propósitos. Uno de los más importantes es lubricar componentes mecánicos. La lubricación reduce la fricción entre las partes móviles y mantiene el desgaste al mínimo.

El aceite del motor también debe enfriarse, limpiarse, proporcionar protección contra la corrosión y sellar las cámaras de combustión. Por último, pero no menos importante, se utiliza para la transmisión de potencia en sistemas de motores hidráulicos (tensores de cadena, ajuste del árbol de levas, etc.).

Asimismo, es elemental que siempre estés atento a los niveles de aceite de tu automóvil y reponerlo siempre que sea necesario. Además, es importante que escojas el aceite indicado para tu automóvil, por lo que lo ideal es que lo compres en tiendas donde te ofrecen una variedad de aceites para que así compres el adecuado según las características de tu automóvil.

Ingredientes principales del aceite de motor

Los aceites de motor son una mezcla compleja de muchos ingredientes, pero están compuestos de dos elementos principales: aceite base y aditivos. Con el petróleo convencional, el petróleo crudo se refina ampliamente hasta lograr el aceite base adecuado. El aceite base lubrica y protege el motor contra la fricción causada por las diferentes piezas que se rozan entre sí.

Los aditivos de aceite realizan una serie de funciones importantes. Por un lado, evitan que el aceite se descomponga debido a las altas temperaturas del motor. También evitan el óxido y la corrosión, mejoran la limpieza del motor, crean una película que protege las piezas metálicas del desgaste y mejoran las características de flujo del aceite.

aceite del motor

Propiedades del aceite del motor

Todo aceite del motor de automóvil cuenta con una serie de propiedades, las cuales son altamente determinantes de la calidad del aceite. Por ende, es posible encontrar aceites que destaquen más en algunas propiedades que en otras.

  • Viscosidad: La viscosidad se puede definir como la resistencia al flujo de un fluido. Debido a que las moléculas de un fluido se atraen entre sí, se requiere energía para separarlas y crear flujo. En general, las moléculas más grandes tienen más atracción entre ellas y una mayor viscosidad. La energía requerida para superar esta atracción de molécula a molécula y producir flujo de fluido puede considerarse una forma de fricción.
  • Prevención del desgaste: La fricción molecular mencionada anteriormente evita que el aceite escape demasiado rápido cuando dos superficies del motor en movimiento relativo se juntan bajo presión. Esta incapacidad del aceite intermedio para escapar rápidamente y su nivel de incompresibilidad mantienen las dos superficies separadas y evitan el desgaste, un proceso que se denomina lubricación hidrodinámica. Cuanto mayor es la viscosidad, mayor es la atracción de las moléculas de aceite y mayor es la protección contra el desgaste.
  • Clasificación de la viscosidad: La viscosidad de un lubricante siempre se ha asociado con la protección contra el desgaste. Al principio de su historia, SAE reconoció la viscosidad como un elemento importante para la función del motor e instituyó el sistema de clasificación J300, que establece los niveles de viscosidad para los motores por una serie de grados. Estos grados se definen por los niveles de viscosidad en una o dos zonas de temperatura. Hoy en día, los grados se establecen para las temperaturas de operación del motor y para las temperaturas de invierno a las cuales el aceite afecta el arranque y el bombeo.
  • Volatilidad: El aceite volatilizado reduce la cantidad de lubricante que sirve al motor y puede transportar componentes contaminantes del catalizador de escape, lo que afecta negativamente la capacidad de reducción del smog del catalizador. El aceite restante después de la pérdida de los componentes más volátiles también será más viscoso y absorberá energía.
  • Índice de emisión de fósforo: La prueba de volatilidad Selby-Noack se desarrolló a principios de la década de 1990 como un enfoque mejor y más seguro para determinar la volatilidad del aceite del motor… En los primeros análisis de volátiles recogidos de la prueba de banco, era evidente que los aditivos de fósforo en los aceites de motor también producían fósforo a través de la descomposición de aditivos. Sobre la base de estos hallazgos, se desarrolló un parámetro relacionado con la cantidad de fósforo liberado durante la prueba llamado índice de emisión de fósforo (PEI).